Lady System | termina con la incontinencia urinaria

Impacto del embarazo en el piso pélvico

El embarazo es la causa más común que le genera daño a los músculos del piso pélvico. Durante el embarazo, el incremento de peso de tu bebé ejerce una creciente carga en tu piso pélvico, y alcanza el momento más estresante durante el parto, cuando los músculos tienen que estirarse substancialmente para permitir que el bebé atraviese por el canal de parto. Si tu bebé es largo o pesado, o si tienes un parto múltiple el estrés en tu piso pélvico es aún mayor; la episiotomía es otro factor de riesgo. En ocasiones los efectos del debilitamiento no son aparentes en los siguientes meses o incluso años; es por ello la importancia de hacer una rutina de rehabilitación del piso pélvico una parte relevante de tu programa de recuperación post-parto, incluso si no tienes ningún síntoma notorio inmediatamente después del nacimiento de tu bebé.